Algo pasa

Un blog para mantenernos en contacto
?>

Awake

Anoche ví la pelicula Awake, con Jessica Alba y Hayden Christensen (Anakin Skywalker), trata acerca de un millonario que durante la operación de transplante de corazón experimenta anesthetic awareness, en español creo que sería algo asi como conciencia durante la anestesia. En la película se empieza a ver como experimenta desesperación por estar consciente y luego el dolor, pero la trama se desarrolla después a partír de lo que el empieza a escuchar que dicen los demás mientras piensan que él esta inconsciente. Ya no les platico más para que después la vean no se si la vayan a estrenar en México, pero en unos meses seguramente estará en DVD. Lo que si queria platicarles es de cuando a mi me pasó lo mismo.

Hace poco mas de un año me tenían que operar para quitarme la vesícula, el doctor me recomendó la operación laparoscópica y me pareció lo mejor. Antes de la operacón Anabel me preguntó si tenia miedo y yo le respondí que no pues iba a estar dormido y no me iba a enterar de nada. Cuando estuve en la mesa de operaciones me anestesiaron y me quedé dormido, pero solo por unos minutos. Me desperté y ya me habian tapado los ojos con cinta adhesiva, pero yo no sabía cuanto tiempo habia pasado, yo pensé que ya habian acabado, pero en eso empecé a escuchar que ya iban a empezar y empecé a sentir como me metían la cámara y los otros instrumentos con los que hacen la cirugía laparoscópica.

Estaba completamente consciente, escuchaba todo lo que decían, las instrucciones que le daba el cirujano a los demás, aunque el dolor era mínimo, entonces traté de calmarme y pensé que no iban a tardar mucho, lo malo fué cuando el el doctor ya pudo ver la vesícula con la cámara y se empezó a alarmar, empezó a decir que estaba muy mal, que no iban a poder seguir con la laparoscopia y se oía muy sorprendido por el mal estado de la vesícula. Cuando los doctores saben que estas escuchando tratan de permanecer mas calmado para no alarmarte pero cuando estas inconsciente hablan con mas confianza y no se contienen a decir las cosas. Les ordenó que sacaran todo pero corrigió y les dijo que dejaran la cámara y que le hablaran a mi esposa, ya cuando vino Anabel el doctor le enseñó la vesicula con la cámara, le explicó que estaba muy mal y que tenian que abrirme, ella le dijo que estaba bien que hiciera lo que tuviera que hacer. Para entonces me empecé a desesperar más porque cuando yo pensaba que ya iban a estar acabando apenas iban a empezar la operación y me imaginé el dolor del bisturí abriendome, entonces trataba de mover al menos un dedo para que se dieran cuenta que estaba despierto, pero aun con todo el esfuerzo no podia hacer ni el mas mínimo movimiento, me concentraba y hacia un gran esfuerzo pero nada, aparte tambien es desesperante el estar intubado, nunca lo había estado y no se siente que el aire este pasando, sabes que esta pasando el oxigeno porque no te estas asfixiando pero te dan ganas de aspirar aire, de dar una bocanada pero pues nada, te tienes que conformar con lo que va pasando.

Me empezaron a abrir y no sentí mucho dolor cuando me cortaron, supongo que una parte de la anestesia para el dolor si me habia hecho efecto, pero si me tuvieron que abrir bastante y cuando si me dolía un poco es cuando jalaban para separar un poco mas y que el cirujano alcanzara bien las partes que tenía que alcanzar, a ratos trataba de distraerme en otra cosa pero también estaba oyendo lo que iban haciendo los doctores, aparte a cada rato me daban ganas de hablarles, de gritarles, por ejemplo en una parte de la operación el dr. le dijo a uno de los que lo ayudaba que había mucha sangre que subiera la potencia del aspirador y la quitara, y cuando empezó a sacarla le dijo: “pero cuidado, no te vayas a llevar un pedazo de higado”, y yo pensando: “!No, no te vayas a llevar un pedazo!”. Ya cuando estaban acabando como que el dolor empezó a aumentar, supongo que ya se me estaba pasando el efecto de la anestesia y al final cuando me cosieron creo que fué lo que me dolió un poco mas, pero ya no me importaba lo que yo queria es que ya terminaran.

Cuando me empezaron a despertar, todavia estaba en la mesa de operaciones, pero pues yo ya estaba despierto y en cuanto me desintubaron les empecé a decir a los doctores que habia estado despierto todo el tiempo, al principio no me creian pensaron que solo unos momentos del final de la operación, pero cuando les empecé a repetir todo lo que habian dicho desde el principio de la operación pues ya me creyeron. Una de las doctoras como que ya estaba alucinando y pensando que habia hecho un viaje astral o algo así porque me pregunto: ¿Y nos veías? y yo le contesté que cómo si me habian puesto cinta adhesiva en los ojos, y ya me dijo “a pues si yo te la puse” ( pero ella como que al pricipio pensaba que me habia separado de mi cuerpo o algo así).

Esta experiencia es de lo mas estresante que se puedan imaginar, a pesar de que el dolor era soportable ( de todos modos con cualquier dolor que hubiera tenido no me podia ni quejar), la sensacíon de estar ahi paralizado y que todos asuman que estas inconsciente es de lo mas tensionante. Después de la operación estaba muy nervioso, pero queria contarles a todos lo que me habia pasado, cuando vi a Anabel me dijo “Te tuvieron que abrir” y yo le contesté “Si ya se, estaba despierto” y ya le conté todo y todos se quedaron platicando con los doctores de lo que me habia pasado.

Hay varias razones por las que a veces pasa esto, supongo que en mi caso fué por una mal calculo del anestesista debido a mi sobrepeso, pero tambien puede darse por que tu cuerpo sea resistente a la anestesia, a que alguno de los tanques o instrumentos no funcionen bien y hay casos en que no saben realmente que pasa. Ahora si escribí mucho pero es que fueron poco mas de dos horas así, que a mi se me hicieron larguísimas.

Y aunque siempre es interesante experimentar de todo, esta es una experiencia que realmente no les deseo.

Sin comentarios todavía

Sin comentarios. Escribe el primero.

Escribe una comentario